La importancia de usar el casco al desplazarse en moto

El uso del casco es obligatorio y es una necesidad para la seguridad, no del conductor, sino también de otros ocupantes de este vehículo. El casco se debe llevar siempre puesto en todos los desplazamientos y, no sólo por temor a la multa de tránsito o por las restricciones de la Ley, sino también para proteger y amortiguar los golpes en caso de accidente.

Casco

El casco salva vidas, el casco integral será tu mejor aliado en caso de accidente.

El uso de las motos se ha extendido en todo el mundo. A diario millones de personas usan este medio de transporte para desplazarse, así como para deporte y recreación. No obstante, su popularidad no las hace más seguras. Un porcentaje elevado de motociclistas mueren o son heridos gravemente producto de los accidentes. Muchos estudios han comprobado que estos accidentes pueden reducir su severidad utilizando un casco.

En caso de un accidente, se ha comprobado que el uso del casco puede salvar la vida ya que reduce el impacto de las lesiones o daños en el cráneo. Pero este no es el único dato curioso sobre la importancia del casco, ahí te damos algunos más:

  • 2 de cada 3 accidentes de moto tienen lugar dentro de zonas urbanas. Debido a que en carretera el casco tiene un uso generalizado, la mayoría de conductores lo utilizan; mientras que en la ciudad siempre es un asunto pendiente para los motoristas.
  • La mayoría de las muertes a causa de los accidentes de moto se producen como efecto de las lesiones cerebrales y un gran porcentaje de éstas son una consecuencia de no usar el casco.
  • El índice de mortalidad en accidente de conductores de motos cuando no utilizan casco, es tres veces mayor que quienes lo utilizan.
  • Las cifras indican que en las lesiones a causa de accidentes de moto más del 67% se centran en el cráneo o en el cuello.

Algunas estadísticas indican que, al utilizar el casco, se reduce en un 39% la posibilidad de morir en un accidente de tránsito y de un 72% de sufrir lesiones graves.

¿Cómo la estructura de casco puede protegernos en caso de accidente?

Los cascos están fabricados de forma que sean cómodos y a la vez seguros. El casco está formado básicamente por una carcasa exterior, la carcasa interior, la pantalla y el relleno interior. Usar casco es la única barrera que impide el contacto directo del cráneo con algún objeto o superficie, absorbiendo el golpe y reduciendo la aceleración.

La carcasa exterior ayuda a distribuir la energía en el momento del impacto hacia toda la superficie del casco evitando, así, que el golpe se concentre en algún punto específico de la cabeza. La carcasa interior absorbe esa energía y la pantalla protege los ojos o la cara. En su totalidad, el casco es la única capa exterior que protege contra la abrasión o la penetración de objetos agudos.

¿Qué tipo de cascos debo elegir para asegurar una mayor protección?

En el momento de escoger un casco se debe pensar en qué tipo de moto se conduce, las vías de nuestra ciudad, nuestras cualidades físicas y no sólo en su aspecto estético. Al adquirir un casco, debemos tener en cuenta que hay dos clases principales de cascos con niveles diferentes de protección. El primero es el de tres cuartos y el otro es el integral. Los siguientes son los estilos más comunes:

  • Calimero: Es un casco abierto que no ofrece protección alguna ya que es totalmente abierto.
  • Semijet: Cubre las orejas y tiene una pantalla pequeña de plástico que protege los ojos pero no ofrece cobertura para la zona de la nuca.
  • Jet: Este tipo de casco, a diferencia del anterior, si cubre la zona de la nuca y en algunos modelos posee una pantalla plástica más larga que cubre hasta la barbilla.
  • Integral: Como su nombre lo indica es el más completo y seguro. Protege, orejas, nuca y además resguarda la cara y el mentón. Este casco es el más recomendable para conductores no profesionales.
  • Modular: Parecido al anterior pero deja el rostro descubierto puesto que su parte delantera se puede elevar, por lo que es ideal para el verano o para las ciudades de clima cálido. Recuerda que si subes la parte de la mandíbula no estarás completamente protegido en caso de accidente.
  • Motocross: Es utilizado comúnmente por los competidores de este deporte. Son abiertos y por norma deben llevarse con gafas. El morro sobresale y la visera es más amplia en comparación con los modelos anteriores.

Algunos datos interesantes sobre los cascos

El uso de cascos se inició en el año 1947 cuando las empresas empezaron a fabricar cascos de piel para quienes conducían bicicletas o montaban a caballo porque se consideró peligroso debido a la falta de protección en la zona de la cabeza. A partir de este momento, se inició una búsqueda de nuevos y mejores materiales para la elaboración de cascos. Es así como, en 1950, se cambiaron a cascos con capas de madera y fieltro reforzado que probaron absorber el impacto.

Unos años más tarde se fabricaron cascos hechos de fibra vulcanizada y en 1955 se construyeron los primeros en fibra de vidrio. Finalmente en 1966 se creó el primer casco integral.

Mitos del uso del casco

Si bien es cierto que el casco es un elemento de protección, su uso es uno de los hábitos más difíciles de ser aceptados por los conductores.

Cuando ocurre un accidente de moto y el conductor se golpea directo en la cabeza a una velocidad promedio, el impacto equivale a una caída desde un cuarto piso.

Ante el inminente riesgo, muchos conductores siguen omitiendo esta práctica con excusas que han sido científicamente refutadas. Por ejemplo:

  1. Para justificar el no uso del casco, los conductores afirman que produce una disminución en la visión periférica. Ante este mito, investigaciones realizadas demuestran que quienes han sido lesionados en accidentes utilizando el casco no lo han hecho por falta de visión; por el contrario, la capacidad de visión que otorgan los cascos es mayor (de casi 180 grados).
  2. Otro de los mitos del uso del casco es que no permite escuchar el ruido de otros vehículos o las bocinas. En este sentido, el casco no juega un papel determinante puesto que el propio motor de las motocicletas produce altos decibelios de ruido. Por tanto, sí es posible escuchar el ruido de la moto misma con el casco, también se puede oír otro que se registre por debajo de este nivel sonoro. Además, el casco no tiene cierre hermético y permite espacio suficiente de aire entre la cabeza y el exterior para asegurar la transmisión de sonido.
  3. Una excusa común es también el elevado peso del caso. Para refutar este mito, la tecnología moderna de la industria automovilística ha puesto a disposición de los conductores una variedad de cascos extra ligeros e igual de resistentes. En este sentido, el peso del casco no ha sido en realidad el problema ya que este es el mismo peso que el centro de gravedad del cuerpo. De esta forma, el conductor no tendrá problema en caso de colisión porque el cuerpo se moverá en conjunto con la cabeza y la nuca para que el peso adicional del casco no cause daño alguno.
  4. Aunque no es tan sólo el no uso del casco el problema. El uso inadecuado del mismo acarrea los mismos problemas. Según la Dirección general de Tráfico de España, un 7% de los usuarios de moto que utilizan este accesorio lo lleva mal puesto. Si se utiliza de esta manera, en el momento de colisión o accidente, el casco puede desajustarse y salir volando. Además, si te pones el casco en el brazo y tienes un accidente, tienes muchos números para terminar rompiéndote el brazo.
casco

Elige el mejor tipo de casco sin dejar a un lado tu estilo.

El casco y los seguros de motos

El casco es, sin duda alguna, el accesorio más importante del equipamiento del conductor de moto, por encima de las botas, guantes o chaqueta protectora, sin quitar mérito a su importancia. Su uso es tan importante que, en las normas de circulación, posee el mismo nivel de sanción que otros requisitos como son el permiso de conducir o tener un seguro de motos vigente. Las multas, generalmente, pueden variar desde una sanción económica 50 hasta 300 euros, la reducción de 3 puntos del permiso hasta la inmovilización del vehículo.

Ante las consecuencias negativas del riesgo para la salud y de la sanción administrativa, algunas pólizas de seguros ofrecen una cobertura en detalle que incluye los accesorios. Consulta con los expertos para mayor información, en Anuda te ayudamos de forma gratuita y personalizada. En este aspecto, la cobertura especial comprende no sólo a los cascos sino también a los respaldos de asientos, piezas cromadas, las bolsas laterales, entre otros.

Sin embargo, la protección de un seguro de motos en caso de accidente sólo se otorga a quien ha hecho uso del caso. Debido a que su uso es obligatorio, no utilizarse supone culpa o dolo en el accidente, independientemente de quien sea el responsable. En este caso, si las lesiones que se producen en la cabeza por la falta del casco en un accidente originado por la mecánica del vehículo u ocasionado por otro conductor, la indemnización puede verse reducida en un porcentaje que dictamine un juez. En este orden se demostrará que el no uso del casco produjo las heridas graves. La reducción en la indemnización también se aplica para el ocupante además del conductor, siendo éste último considerado también corresponsable de sus lesiones.

Expertos ANUDA

por Expertos ANUDA

Redacción ANUDA está compuesto por un grupo de expertos especializados en los diferentes ramos del mundo asegurador. El equipo ANUDA escribe los mejores consejos para orientar y ayudar a nuestros usuarios. Nuestro servicio es gratis y personalizado! Síguenos en Twitter: @Anudaseguros y en Facebook: www.facebook.com/AnudaSeguros