Calcular el seguro de hogar con acierto

A la hora de contratar un seguro de hogar lo normal es preguntar en varias compañías y comparar. Pero en ocasiones la diferencia entre el precio de unas y otras ciega, hasta tal punto de que se pasa por alto un aspecto esencial: el valor de la cobertura. Un aspecto que influye mucho en el precio, pero también en lo que se recibirá en caso de sufrir algún tipo de percance en la vivienda.

Antes de hacer el seguro es necesario valorar muy bien todo lo relacionado con la vivienda. Valorar, en primer lugar, el continente, la construcción en sí según los metros cuadrados que tenga, calidades o el valor catastral. En segundo lugar, es necesario analizar al detalle el contenido, es decir todo lo que hay en el interior de la casa, desde muebles a joyas, obras de arte o ropa.

Es muy importante valorar bien ambos aspectos para no pagar por encima ni por debajo del valor real de la vivienda y de su contenido y es importante. Si, para ahorrar se asegura por encima del valor real, hay que tener en cuenta que el seguro, en caso de siniestro abonará la indemnización por valor de lo estipulado en la póliza, aunque el valor real sea superior.

Pero tampoco saldremos beneficiados en el caso contrario. Si se asegura la vivienda por un valor superior al que realmente tiene es posible que la empresa aseguradora, ante un siniestro, solo cubra el valor real de los bienes asegurados, no el valor declarado. De esta manera, se habrá pagado de más en la póliza para no poder tener una cobertura superior.

Por ello, lo mejor es hacer una valoración correcta de los bienes, ni por encima ni por debajo de su valor real. Es la única manera de no perder dinero. Para ahorrar en la póliza, lo mejor es tener en cuenta y señalar a la compañía aseguradora medidas de protección del hogar, como rejas o alarmas, que a veces conllevan bonificaciones en la prima.

Written By Johan