Los seguros del hogar pueden ser un apoyo en las emergencias que se producen en el hogar

Necesitas contratar un seguro de hogar? Tu mayor preocupación es la prima? Estamos de acuerdo que el costo del seguro es un elemento importante, pero también lo es la trayectoria de la compañía aseguradora y las coberturas incluidas, pues estos aspectos pueden hacer una notable diferencia a la hora en que se presente un siniestro en casa.

Que tomar en consideración al momento de contratar un seguro del hogar?

En primer lugar debemos conocer que este tipo de seguros usualmente ofrece cobertura a tres elementos fundamentales:

  • La vivienda o inmueble en sí mismo, lo cual incluye la estructura, las paredes y puertas, así como los elementos adheridos a él como por ejemplo las instalaciones eléctricas y de climatización.
  • El contenido, es decir los bienes muebles, como los electrodomésticos, la ropa y el mobiliario. A este respecto uno de las recomendaciones principales es realizar una valoración acorde con la realidad, puesto que si está muy por encima, elevará innecesariamente la prima, pero si está por debajo, al momento de una incidencia, el reembolso no permitirá la sustitución de la pérdida, por algo similar a lo que teníamos en casa.
  • Los daños a terceros, lo que se conoce como responsabilidad civil. Esta es la que cubre las reclamaciones de los vecinos, por ejemplo cuando una inundación en nuestra casa causa un daño en su techo o en algún elemento de su hogar. También suele incluir la defensa jurídica si es que acaso alguien te demandara por el daño ocasionado. El monto de cobertura por este concepto es variable y depende de la opción elegida al momento de la contratación.

Pero el seguro del hogar puede incluir lo que se conoce como  daños posibles, que son los accidentes de uso frecuente en el hogar, que pueden generar un desembolso de dinero bastante elevado, e inclusive sucesos que pudiesen llegar a ocurrirnos estando fuera de casa, como por ejemplo un robo en la calle. Dentro de esta clasificación usualmente se incluyen los daños por agua, eléctricos, por fenómenos atmosféricos,  por rotura de cristales, incendio y  robo.

Los daños por agua son entre ellos los más frecuentes, son los ocasionados por la rotura de un tubo de agua o el atasco de un desagüe y que pueden incluso afectar a los vecinos. En estos casos la cobertura incluye la determinación de la causa y la reparación, incluida la de los terceros.

Dependiendo del tipo de seguro contratado existirán variaciones en las coberturas e indemnizaciones, pero lo importante es conocer que en muchos casos nos sacarán de un apuro cuando una cañería se rompe o se atasca y debemos contratar a la compañía de desatrancos.

Últimamente las compañías aseguradoras han comenzado a ofrecer coberturas adicionales como un modo de diferenciarse de la competencia y en algunos casos inclusive sin costo adicional para los asegurados. Entre este tipo se encuentran la reparación de electrodomésticos y en general el  servicio de atención domiciliaria en las áreas de electricidad,  fontanería y cerrajería, así como también las relacionadas con problemas en equipos informáticos. Inclusive algunas han incorporado la cobertura por el deterioro de alimentos ante una falla de electricidad.

Conocer que cosas  te cubrirá  y cuales no de acuerdo al tipo de seguro que elijas, requiere de la lectura del cuadro de la póliza e inclusive solicitar asesoría. El tiempo que inviertas en ello puede suponerte el  ahorro de un buen dinero a la hora de un  percance, pues al final a quien no le ha ocurrido un problema con las tuberías, la electricidad o con una cerradura?

Written By Johan